El Tiempo del Diablo

 

No hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague, y Don Diego Carrasco nos debía este concierto, sus particulares memorias del tiempo viejo. Temas ocultos, temas nuevos, temas remozados y guiños al tiempo y su diablo. Como Don Juan, condenado a seducir. Como Don Juan, condenado a decir versos, tanto barrocos como románticos, tanto cultos como populares. El amable Diego Carrasco coquetea y miente, y cuanto más miente más dice la verdad. Ése es su arte, su especialidad: el juego con el tiempo, el tiempo del juego. Con Las Peligro, coros arquetípicos y carnales de tantas creaciones flamencas; con Moraíto Chico, voz off del infierno; con Alfredo Lagos, guitarrista de manos en llamas. Éste es el magnífico argumento: estamos a oscuras y Diego lo sabe, porque lo suyo es el arte de ganar perdiendo. Diego Carrasco, una vez más, se muestra y se reinventa a si mismo. Todos lo hacemos, pero él más que nadie. Para verdades el tiempo y para justicia el insomnio…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s